Máximo González Jurado

Compromiso Enfermero con Máximo González Jurado


Deja un comentario

Cumplieron su amenaza

Captura para noticia de revistaHace un par de meses escribí en estas páginas un artículo titulado “Sí, por desgracia, puede suceder cualquier día” que abordaba la posibilidad real de que se produjera un grave atentado terrorista en España. Era algo que mucho ciudadanos tenían en mente y sobre lo que no albergaban dudas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los Servicios de Emergencias. Altos mandos reconocían en privado que podía suceder en dos días, en dos meses o en dos años, pero que nuestro país estaba en el punto de mira del yihadismo. Ojalá el paso del tiempo hubiera dejado el pésimo augurio de aquel artículo en un miedo irracional y que el mundo no fuera como es. Pero este verano será recordado por la muerte de aquellos turistas y paseantes en las Ramblas, víctimas de una guerra global más propia de la Edad Media. Unos ataques cobardes, donde los agresores —marcados por el fanatismo y una fe distorsionada por el odio y la intolerancia— se aprovechan de la desprotección de las sociedades libres sin distinguir entre jóvenes, ancianos, ricos, pobres, mujeres o niños. Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

Confortar a los pequeños que sufren

Cuentos-580x375Aunque nadie lo desee, la enfermedad forma parte de la vida, incluso de la corta vida de un niño. Hemos hablado en otras ocasiones del fantástico trabajo que hacen los profesionales que ejercen en unidades pediátricas, incluso hemos abordado el trabajo en las unidades de paliativos y en cuidados paliativos pediátricos. También hemos recalcado, como lo hacen muchos pacientes, la labor reconfortante que lleva a cabo una enfermera cuando no sólo se limita a prestar cuidados para el cuerpo. Cuando se esfuerza en sonreír, en escuchar o en ponerse en la piel del enfermo… es algo que los pacientes agradecen y mucho. Basta con citar las palabras del gran periodista Andrés Aberasturi en un reciente curso de verano en las que dijo: “yo no sé si sois conscientes del valor que tenéis, de lo que puede significar esa intermediación que hay cuando la enfermera te ve por un pasillo y te dice ‘quieres tomarte un café’. Las enfermeras son la parte que hace el hospital sea un hogar cuando estás mucho tiempo”.

Sigue leyendo