Máximo González Jurado

Compromiso Enfermero con Máximo González Jurado

La constancia de los EIR

Deja un comentario

study-921885_960_720-580x386La batalla que hemos iniciado por la prescripción no puede quitar protagonismo a otra de nuestras reivindicaciones históricas: el desarrollo de las especialidades enfermeras. La legislación ya aprobada en 2005, la evolución del sistema sanitario, las necesidades de nuestros pacientes, con patologías cada vez más complejas, hacen imprescindible su desarrollo inmediato. Sin embargo, a día de hoy, con excepción de las matronas, nos encontramos con un verdadero fraude de ley donde son cómplices Ministerio de Sanidad y comunidades autónomas.

Para empezar, el numero de plazas convocadas está a años luz de las necesidades asistenciales de nuestro sistema y de los propios pacientes. Además, las CC.AA. no cubren todas las plazas acreditadas, desaprovechando numerosas plazas que, sin embargo, sí son muy necesarias. Y por último, los puestos de trabajo en centros sanitarios que deberían ser ocupados por especialistas no están finalmente vinculados a cada especialidad. De esta manera tiene los mismos derechos para ocupar dicha plaza un enfermero generalista que un especialista, que ha superado una oposición y se ha formado durante 2 años siguiendo un completo plan formativo. Debemos aplaudir el tesón de los enfermeros que cada año se someten a la prueba del EIR, como Miriam Martínez, la mejor de este año, a quien hemos entrevistado. Reconforta comprobar cómo compañeros jóvenes como ella expresan y definen con pinceladas de clarividencia el presente y el futuro de la enfermería, especialmente en su faceta de especialista.

Pero los enfermeros que se han sometido al examen EIR, salvo en la especialidad de matrona, son plenamente conscientes de que no siempre podrán ejercer en una unidad relacionada con la especialidad para la que se han formado durante dos años de residencia. Esta situación resulta lamentable después de haber preparado un durísimo examen durante un año, haciendo múltiples sacrificios personales, y tras pasar dos años más tra-ajando como especialista en formación en un centro sanitario. Aun así, cerca de 15.000 enfermeros se han presentado al examen EIR, mostrando una voluntad de ser mejores en su trabajo, de estar aún mejor preparados, de enfocar su carrera a un área concreta y no pasar de servicio en servicio asistencial. Desde aquí mi admiración hacia todos ellos.

Anuncios

Autor: Máximo González jurado

Soy el actual presidente (2013) del Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería de España. Graduado en Enfermería y Podología y licenciado en Antropología. Profesor Titular de la Universidad Complutense de Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s