Máximo González Jurado

Compromiso Enfermero con Máximo González Jurado

Peligrosa desinformación

Deja un comentario

PortadaEF227El Real Decreto de prescripción enfermera —o antiprescripción enfermera más bien— tiene el mérito de haber contentado sólo a unas elites médicas, que creen mantener su estatus a costa de dinamitar el sistema sanitario, enfrentar a los profesionales y perjudicar a los pacientes. La mayor parte de las comunidades autónomas, que son las que gestionan el sistema sanitario, han visto cómo una normativa que impide a la enfermería hacer su trabajo, en lo que a fármacos se refiere, no es sino un disparate. Lo saben. Incluso las del mismo signo político que el Gobierno ahora en funciones lo reconocen en la intimidad. En casi todo el Estado, los presidentes autonómicos, los consejeros de salud, los grupos políticos de los parlamentos regionales, han alzado su voz contra el RD e incluso han dado pasos para su paralización o derogación por la vía de los tribunales. Con ello demuestran sensatez ante una normativa que deja en manos del médico la prescripción de medicamentos y productos que en realidad manejaba ya de forma autónoma la enfermería.

Pero esas autonomías que han denunciado el desatino de aprobar una norma sin consenso —con consenso, hasta que el ministro de Sanidad a última hora decidió traicionar a la enfermería— están incurriendo en un error que puede costar muy caro a las enfermeras y los enfermeros. Desde los servicios de salud se han lanzado mensajes a sus profesionales que invitan a pensar que el RD no afecta a esa comunidad, aseguran incluso que no es aplicable en su territorio e instan a la enfermería a seguir haciendo las cosas como antes de la entrada en vigor del RD. Sin embargo, la realidad pasa porque este Real Decreto es una norma básica de obligado cumplimiento en todo el Estado.

No vamos a permitir, bajo ningún concepto, que se confunda ni se engañe a nadie. Desde la Mesa de la Profesión Enfermera — que integramos el Consejo General de Enfermería y el Sindicato de Enfermería Satse— ya hemos comunicado a las autoridades sanitarias autonómicas que el Real Decreto de prescripción enfermera está en vigor en todo el territorio nacional, y que al tratarse de una norma estatal, no existe forma alguna de evitar su aplicación. En este sentido hemos puesto en marcha una campaña informativa a través de nuestros medios de comunicación de cara a dejar bien claro el riesgo en el que nos vemos inmersos.

Por favor, no confundan a los enfermeros. Exigiremos responsabilidades.

Anuncios

Autor: Máximo González jurado

Soy el actual presidente (2013) del Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería de España. Graduado en Enfermería y Podología y licenciado en Antropología. Profesor Titular de la Universidad Complutense de Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s