Máximo González Jurado

Compromiso Enfermero con Máximo González Jurado

La traición del Gobierno del PP

Deja un comentario

CapturaEl viernes 23 de octubre será recordado por la enfermería española como una fecha infame. Aquel día, en el último momento, con nocturnidad y alevosía, el Ministerio de Sanidad modificó ilícitamente el texto original de un Real Decreto, el de prescripción enfermera, a pesar de que éste ya había sido pactado con nuestra profesión, aprobado por unanimidad en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y dictaminado favorablemente por el Consejo de Estado, máximo órgano consultivo español. Mirar a los ojos a los representantes de la enfermería durante muchas reuniones en el ministerio, reiterarles el compromiso y prometer —incluso en público— que se aprobaría lo pactado para luego rendirse a los intereses de otros, es propio de personas con un dudoso sentido del honor.

Los cambios en este precepto tendrán consecuencias gravísimas para nuestra sanidad, ya que, a partir de su publicación en el BOE, los enfermeros ya no podrán tomar decisión alguna respecto a un medicamento sujeto a prescripción médica sin que, previamente a cada actuación clínica, el médico realice, en cada caso y en cada momento, “un diagnóstico, la prescripción y la indicación del protocolo a seguir”, así como el posterior seguimiento de tratamiento. Amén del caos que puede provocar en el sistema y de que supone una involución que nos retrotrae a una enfermería de hace 40 años, el espíritu de esta normativa, y así lo sentían todos los partidos políticos del Congreso de los Diputados cuando lo aprobaron allá por 2009, era dar cobertura legal a decisiones relacionadas con medicamentos que a diario toma la enfermería. De la alegalidad en la que se movían esas actuaciones actualmente en manos de la enfermería se ha pasado a una declarada ilegalidad. Parece ser que al Gobierno del Partido Popular no le importa nuestra seguridad, ni nuestra capacidad, ni nuestra formación. En numerosos procedimientos corrientes en el tratamiento de las úlceras por presión,
atención de partos, medicación de crónicos, administración de vacunas, asistencia en urgencias, cuidados en residencias de personas mayores, curas de heridas y quemaduras, etc., el enfermero puede ahora estar incurriendo en un delito.

La traición del PP es al sistema y a sus profesionales, incluyendo a los médicos, los que de verdad trabajan en la sanidad, aquellos que apuestan por el trabajo en equipo y no se identifican en nada con las organizaciones conservadoras y trasnochadas que dicen representarles.

Anuncios

Autor: Máximo González jurado

Soy el actual presidente (2013) del Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería de España. Graduado en Enfermería y Podología y licenciado en Antropología. Profesor Titular de la Universidad Complutense de Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s