Máximo González Jurado

Compromiso Enfermero con Máximo González Jurado

¿La sanidad también se va de vacaciones?

Deja un comentario

cerrado-vacacionesPor Máximo González Jurado. Ya está aquí el verano y con él llegan unas más que merecidas vacaciones para unos profesionales, los que trabajamos en la sanidad, que vivimos todo el año con una nivel de estrés muy superior al de cualquier otro sector. Sin embrago estos días libres que ahora tendremos también se van a dejar sentir y mucho en los servicios sanitarios. Cierre de camas, de plantas, de quirófanos, de consultas. La sanidad parece que también se va de vacaciones, que ya no hay pacientes a los que atender y que la enfermedad también desaparece del mapa, al menos sobre el papel de los cierres veraniegos.

Con el verano también llega la época de las sustituciones del personal, porque las vacaciones de unos suponen el empleo para otros. Los estudiantes de Enfermería acaban de terminar sus estudios y para ellos también es el momento de encontrar su primer empleo como enfermeros. Así era al menos hasta la llegada de la crisis.

Los servicios sanitarios se rifaban a los recién titulados. El desempleo en la profesión, que antes era anecdótico, en verano no sólo era inexistente sino que incluso había muchos profesionales que doblaban turnos para cubrir todas las vacantes. Pero con la crisis todo eso ha cambiado. Los recién graduados suerte tendrán si de aquí a diez años consiguen un empleo estable, al menos en la sanidad pública. Antes será imposible, pues todas las bolsas de empleo —no digamos ya las oposiciones, que prácticamente no se convocan— cuentan con miles de inscritos que acumulan años de experiencia, pero no tienen plaza.

Ante esta situación, ¿qué futuro tienen los jóvenes enfermeros? Hablamos de precariedad laboral, en el mejor de los casos; en el peor, del abandono de la profesión o la emigración del país para poder organizar su vida.

Con este panorama, realmente tenemos que empezar a plantearnos la lógica de nuestro modelo. ¿Tiene sentido que estemos formando a 10.000 enfermeros, que son los que se gradúan cada año, para que su destino sea la cola del paro o la emigración? ¿Podemos invertir tanto tiempo, dinero y esfuerzo, habida cuenta de que la formación universitaria en su mayor parte es pública? ¿Podemos permitirnos perder a todos esos profesionales cuando nuestro sistema sanitario tiene un grave déficit de enfermeros? Hemos invertido en su formación, pero a pesar de que les necesitamos no les contratamos.

Con todo este sinsentido parece que también estamos mandando el futuro de nuestros enfermeros, y de nuestro sistema sanitario, de vacaciones.

Desde estas líneas os invito a leer el último numero de la revista Enfermería Facultativa donde encontraras un análisis exhaustivo a esta situación que afecta muy gravemente tanto a pacientes como a profesionales.

Anuncios

Autor: Máximo González jurado

Soy el actual presidente (2013) del Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería de España. Graduado en Enfermería y Podología y licenciado en Antropología. Profesor Titular de la Universidad Complutense de Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s